Palacio de Brera. Milán

Palacio de Brera. Milán

Cuando el caballo de Troya dejó de ser reclamado se convirtió en volador. Sabe que no le crecerán alas, pero aguarda paciente al fondo de un pasillo en el Palacio de Brera; cualquier día alguien emprenderá una carrera de sueños sobre su lomo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s